Son la evolución de las salamandras. Su diseño mejorado logra mayor autonomía con menos leña y combustión más limpia. Algunos modelos pueden llevar calor a otros ambientes por medio de conductos.
Poseen un CIERRE HERMÉTICO que impide la salida de humo y restringe la entrada de aire. La DOBLE COMBUSTIÓN es un proceso que utiliza el aire caliente, resultantes de la primera combustión del fuego, antes de que salga por el tiraje y lo hace recircular volviendolo a quemar dentro de la caja de fuego.
La CONVECCIÓN del aire caliente que sube y genera vacío, deja ingresar aire frio por debajo realizando así una repetición cíclica que entrega calor constantemente.